Eterno Refugio Primer Viernes

PRIMER VIERNES

Fui educado en España, en un colegio de la Orden Franciscana. Ellos me enseñaron, a trabajar en varias profesiones como, carpintería, electricidad, fontanero, albañil, ajustador matricero, además de estudiar las normales asignaturas. De todas ellas, mi favorita es
RELIGION.
Nuestro colegio fue construido a través de
donaciones de tierra, dinero y básicamente con mano de obra de trabajadores voluntarios.
Incluso la U.S. Navy en 1958, ayudó con mano de obra asistida con sus maquinarias. Soldados utilizando maquinarias pesadas de Estados Unidos, nivelaron el rocoso e inclinado terreno. Todo el mundo trabajó. Estudiantes de toda edad, antes del recreo del día, deberían cargar cinco rocas del campo para llevarlas a la fundación de las paredes de el colegio en construcción. Cuando terminabas esta tarea, podías entonces jugar con los otros estudiantes el resto del recreo por un tiempo de unos 10 minutos.

Nos vestíamos como pastorcillos para cantar villancicos en las tiendas y casas de los benefactores para obtener donaciones y dinero necesario para la construcción.
Durante el año escolar, todos los primeros de mes, íbamos al Santuario de Nuestra Señora de Regla, para hacer el Sacramento de Confesión y el Sacramento de la Eucaristía. Esto lo hacíamos, por requerimiento y para agradar la Divina voluntad del Sagrado Corazón de Jesús. Cuando El reveló a Santa María Margarita estas palabras:
"Yo seré tu fuerza, nada temas; pero se atenta a mi voz, y a cuanto te pido para disponerte al cumplimiento de mis designios. Primeramente, me recibirás sacramentado, siempre que te lo permita la obediencia, sean cuales fueren las mortificaciones y humillaciones que vengan sobre ti, las cuales debes aceptar como prendas de mi amor. También comulgarás todos los primeros viernes de cada mes, y todas las noches de jueves a viernes te haré participe de la tristeza mortal que tuve a bien sentir en el Huerto de los Olivos. Esta tristeza te reducirá, sin poder tú comprenderlo, a una especie de agonía más dura de soportar que la muerte. A fin de acompañarme en la humilde oración que hice entonces a mi Padre en medio de todas mis angustias, te levantarás entre once y doce de la noche para postrarte conmigo, durante una hora , la faz en la tierra, ya para calmar la cólera divina, pidiendo misericordia por los pecadores, ya
para dulcificar de algún modo la amargura que sentí en el abandono de mis apóstoles, la cual me obligó a echarles en cara que no habían podido velar una hora conmigo; y durante esta hora harás lo que té enseñaré. Mas oye, hija mía, no creas ligeramente a todo espíritu, y no te fíes, porque Satanás rabia por engañarte. He aquí por que no has de hacer nada sin la aprobación de los que te guían, afín de que, teniendo el permiso de la obediencia, no pueda seducirte; pues no tiene poder alguno sobre los obedientes.

¿ Te das cuenta ? Cuando tú Entronizas tu hogar, y nuestro Señor habita en ti, entonces, tú también tienes la gracia de....acompañar a nuestro Señor,.... a calmar el Divino enojo,...y, a pedir misericordia por nosotros los pecadores, ...... y, para sofocar en alguna forma Su Tristeza....... A fin de acompañarme en la humilde oración que hice entonces a mi Padre en medio de todas mis angustias, te levantarás entre once y doce de la noche para postrarte conmigo, durante una hora , la faz en la tierra, ya para calmar la cólera divina, pidiendo misericordia por los pecadores, ya para dulcificar de algún modo la amargura que sentí en el abandono de mis apóstoles...,
"La gran Promesa" de la comunión en los 9 primeros Viernes de mes esta en la carta 87 a la Madre Saumaise y en el documento de Canonización.
Nuestro Señor Jesucristo hizo estas promesas a Santa María Margarita de Alacoque en Paray-le-Monail, para aquellos quienes Entronicen sus hogares consagrándose a Su Sagrado Corazón:

  1. "Yo les daré a ellos todas las gracias necesarias para su estado de vida".
  2. "Yo estableceré paz en sus familias".
  3. " Yo bendiciré todo hogar en que el cuadro de mi corazón sea expuesto y honrado ".
  4. "Yo les consolaré a ellos en todas sus dificultades".
  5. "Yo seré su refugio durante su vida y especialmente en la hora de muerte".
  6. "Yo derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas."
  7. "Pecadores encontraran, en mi corazón, una fuente de ilimitado océano de misericordia."
  8. "Almas tibias se harán fervorosas".
  9. "Fervientes almas se elevaran rápidamente a gran perfección."
  10. "Yo daré a los sacerdotes el poder de tocar el mas duro de los corazones".
  11. "Aquellos quienes propaguen esta devoción tendrán sus nombres escritos en mi corazón para nunca ser borrados."
  12. "Yo prometo, en la excesiva misericordia de mi corazón, que todo mi poderoso amor concederá, a todos aquellos que reciban Santa Comunión en el primer Viernes del mes por nueve consecutivos meses, la gracia final de penitencia; Ellos no morirán en mi desagrado ni tampoco sin los sacramentos ; Mi Divino Corazón será su seguro refugio en este ultimo momento".
La primera manifestación de el Sagrado Corazón de Jesús a Santa María Margarita fue el 27 de Diciembre de 1673. Cuando Santa María Margarita de Alacoque requirió al Rey de Francia la consagración de Francia a el Sagrado Corazón de Jesús, el Rey de Francia, no escucho a este requerimiento.

PAGINA INDICE     PROXIMA PAGINA